lunes, 12 de octubre de 2015

SITGES DIA 4- LOS LUNES AL CINE

El cuarto y para mí último día de Festival (excepto la maratón del domingo), pero Ash seguirá cada día al pie del cañón contado lo que por allí acontezca, ha sido como la primera, integramente en El Retiro.
Ha empezado con la sesión despertador, a las 8:30 con "The Demolisher" , película canadiense de justiciero y venganzas, que según el programa es "salvaje como pocas". Les falto especificar, salvajemente aburrida. De factura casi amateur, la película nos cuenta como una policía se queda invalida, y su marido enfundado en un traje de cuero y tras un casco, se convierte en un justiciero que recorre la ciudad repartiendo hostias a diestro y siniestro. Lenta, con diálogos absurdos, y con las escenas de acción/violencia nada explicitas, todo ello empeorado con una machacona música electrónica. Han querido imitar el éxito de la genial "Drive", pero ha salido una castaña importante. Lo peor que he visto este año, y además la hora tampoco ayuda.


La segunda pelíucla (y última) es "Knock,Knock" ,como hemos llegado con tiempo de sobra, pdoemos ser de los primeros de la cola, y nos llevamos una agradable sorpresa, ya que llega el equipo de "Baskin", que tendra una rueda de preguntas y respuestas, al acabar la proyección que en ese momentos se esta haciendo. Eso nos permite acernos una foto con ellos.




Una vez dentro, y antes de la proyección de su película, en la platea aparece los Zipi y Zape del Festival, e decir Eli Roth (director) y Nicolas Lopez (que en esta oacasión es productor). Entre risas y bromas hablan del rodaje de la película, de anécdotas con Keanue Reeves, alabanzas al Festival y de sus hazañas en anteriores visitas a Sitges, con porros de por medio.



La película es un giro más comercial a lo que el autor de "Hostel" o "Green Inferno" nos tenia acostumbrados, ya que de partida cuenta con una estrella (venida a menos eso sí) como Keanu Reeves, y su contenido no es tan explicito como estas.
Evan, tiene que quedarse en casa por motivos de trabajo mientras su familia se va de vacaciones. Por la noche, y en medio de una gran tormenta tocan al timbre, y resultan ser 2 guapas jovencitas que se han perdido de camino a una fiesta.  Pronto empieza un juego sexual entre los tres, que pasa de ser hablado y de provocación a la acción. Después las 2 chicas, empiezan a chantajear al protagonista, ya que este esta casado, chantaje que pronto se convertirá en torturas... A partir de aquí la tensión va creciendo, ya que las chicas juegan entre que todo es real y que se trata solo de un juego, y la película esta bastante entretenida, pero el desenlace algo moralista  (y mucho tratándose de Eli) hace bajar el conjunto global, que hasta entonces había sido muy bueno con toques de intriga, humor negro y sexo. 
Y así, con una sensación agridulce termina para mí el Festiva. Espero que los demás podáis disfrutar de los días restantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.